Consejos saludables

ESTREÑIMIENTO:

Es la evacuación de excremento endurecido menos de 3 veces por semana. Asimismo, es posible experimentar distensión abdominal, y a veces, molestias de contracción abdominal.
El estreñimiento al ser un síntoma, al igual que la fiebre, puede ocurrir cuando uno de muchos factores disminuye la velocidad de tránsito de los alimentos a través del intestino grueso. Entre estos factores se incluyen la ingestión insuficiente de líquidos, dieta inadecuada (la poca ingesta de fibras), hábitos de defecación irregulares, edad, falta de actividad, embarazo y enfermedades, tales como cáncer, trastornos hormonales, enfermedades cardíacas o insuficiencia renal. Además, diversos medicamentos pueden causar estreñimiento.

Consecuencias:
Aunque el estreñimiento puede ser molesto, la situación en sí rara vez es grave. Sin embargo, en caso de persistir puede originar complicaciones, como las hemorroides y grietas en al ano, comúnmente llamadas fisuras.

Consejos:
Se recomienda realizar ejercicio moderado de forma frecuente ya que puede ayudar a mejorar el ritmo intestinal y facilitar el acto de defecar.

Es importante aumentar la ingesta diaria de líquidos ya que si el cuerpo está deshidratado el intestino grueso extrae agua de las heces haciendo que estas se resequen y dificultando su evacuación. Se recomienda ingerir entre 1,5 y 2 litros por día excepto en los casos en los que este contraindicado por la existencia de alguna patología.
Debe hacerse una dieta rica en fibra insoluble o no fermentable. Este tipo de fibra no se absorbe en el intestino delgado sino que llega al colon donde es fermentada por las bacterias colónicas. Esto produce un aumento del volumen de las heces y una disminución de su consistencia facilitando así su evacuación y disminuyendo el tiempo de tránsito intestinal.
Se debe evitar el alcohol y el tabaco. El alcohol, entre otros muchos inconvenientes, nos deshidrata y por lo tanto empeora el estreñimiento y el tabaco, no ayuda como se dice a defecar.
El uso de fármacos no debe hacerse sin la supervisión de un médico aunque el estreñimiento persista habiendo seguido las anteriores pautas.
 

 PROSTATITIS:

Afección  que comprende una gran variedad de alteraciones que abarcan desde una infección bacteriana aguda o subaguda, a síntomas inespecíficos del tracto inferior genitourinario, caracterizados fundamentalmente por dolor perineal o genital, síntomas miccionales como disuria (difícil, dolorosa e incompleta expulsión de la orina) y polaquiuria (aumento del número de micciones durante el día, que suelen ser de escasa cantidad), o disfunción sexual en sus diversas manifestaciones.

Causas:
Las bacterias que causan la prostatitis bacteriana crónica y la prostatitis bacteriana aguda llegan a la próstata desde la uretra por reflujo de orina infectada en los conductos prostáticos. La prostatitis bacteriana no es contagiosa y no se considera como una enfermedad de transmisión sexual. La pareja sexual no puede contagiarse la infección.

Hay ciertas entidades o procedimientos médicos que aumentan el riesgo de contraer una prostatitis bacteriana. El riesgo es mayor si el hombre recientemente ha tenido una sonda u otro instrumento insertado en la uretra, alguna anomalía en el tracto urinario o una infección reciente en la vejiga. La prostatitis crónica/síndrome del dolor pélvico crónico puede ser inflamatoria (prostatitis no bacteriana) probablemente causada por organismos típicos llamados clamidia o micoplasma (que pueden transmitirse por contacto sexual), o también puede deberse a una reacción química o inmunológica, tal vez incluso a reflujo de orina que entra a los conductos prostáticos.


Consejos de salud:
Aumenta el consumo de soya. Las proteínas de la soya pueden ser beneficiosas para retardar el cáncer de próstata.
Haz ejercicios diariamente.
Más vitamina D; en las zonas geográficas donde es mayor la distribución de los rayos ultravioletas, la incidencia de cáncer de próstata es menor. Debido a que la vitamina D
sintetizada en el cuerpo después de la exposición al sol, puede influir en la reducción del riesgo del cáncer.
Siga estas dietas para prevenir y hacerle frente a la prostatitis:
Las semillas de calabaza o zapallo, deshidratadas al sol, son una buena fuente tanto de prevención como de curación natural.

CÁNCER DE CÓLON:


La mayor parte de los casos de cáncer de colon se presenta en pacientes mayores de 50 años, además parece estar asociado a dietas ricas en grasas y pobres en fibra. En este sentido, actualmente se están llevando a cabo numerosas investigaciones.
Herencia. En el cáncer de colon desempeña un importante papel la herencia familiar, ya que existe la posibilidad de que se transmita hereditariamente y predisponga a la persona a sufrir la enfermedad. Sin embargo, esto puede detectarse y el cáncer tratarse de manera precoz.
Historial médico. Se ha demostrado que quienes tienen una mayor predisposición a padecer esta enfermedad son las personas que tienen o han tenido: pólipos (crecimiento benigno) de colon o recto; Colitis ulcerosa (inflamación o ulceración del colon); Cáncer como mama, útero u ovario.
Parientes que también han sufrido de cáncer de colon.
Estilo de vida. Existen ciertos factores que dependen del estilo de vida y que predisponen a la aparición del cáncer de colon, como, por ejemplo, la obesidad, la vida sedentaria y el tabaquismo.

Consejos de salud:
Se puede disminuir su riesgo de padecer cáncer de cólon vigilando aquellos factores de riesgo que pueden controlarse, como por ejemplo su alimentación y actividad física.
La mejor recomendación sobre dieta y actividad física para posiblemente reducir el riesgo de cáncer de cólon consiste en:
Aumentar la intensidad y cantidad de la actividad física.
Limitar el consumo de carnes rojas y procesadas.
Obtener los niveles recomendados de calcio y vitamina D (refiérase a la información a continuación).
Comer más frutas y verduras.
Evitar la obesidad y el aumento de peso alrededor de la sección media del cuerpo.
Evitar el consumo excesivo de alcohol.

PROPIEDEADES MEDICINALES DEL ALOE VERA

 

Por su riqueza en MUCILAGOS sirve como antiulcérico, ya que recubre la mucosa gástrica suavizándola y protegiéndola de la acidez; al igual que otros componentes antiulcéricos como la GLUTAMINA, GLICINA, HISTIDINA Y EL ZINC. 

Látex de Aloe para el ESTREÑIMIENTO:
Por su contenido en ANTRAQUINONAS como la aloína y aloemoedina, además del MAGNESIO que aumentan los movimientos peristálticos (intestinales); resulta un excelente complemento para combatir el ESTREÑIMIENTO.

Para el CANCER y enfermedades Inmunitarias:
Gracias a sus complementos antioxidantes como la vitamina C, beta-sitosterol y betacarotenos. Ayudan a combatir los RADICALES LIBRES y a estimular el sistema INMUNOLOGICO.

Aloe para la piel (uso externo):
El gel de Aloe posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y regeneradoras de la piel. Con tan solo colocar una capa sobre la zona a tratar, podemos beneficiarnos de sus propiedades terapéuticas anteriormente mencionadas. Además contiene TANINOS, los cuales desinflaman y disminuyen las supuraciones.

 

Beneficios terapéuticos del PROPÓLEO

El PROPOLEO es una sustancia resinosa fabricada por las abejas a partir de la corteza de yemas y corteza de algunos árboles para cubrir y proteger la colmena. Además se sabe que tiene algunas propiedades terapéuticas beneficiosas para la salud.

El Propóleo es rico en flavonoides y aceites esenciales, además de contener oligoelementos, vitaminas y aminoácidos.

Entre sus propiedades terapéuticas tenemos:
Aparato circulatorio: El Propóleo combina efectos vaso-dilatadores e hipotensores, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y normaliza la tensión arterial. Estos efectos se logran con el uso regular, no debiendo esperarse efectos mágicos en caso de crisis hipertensivas.

Vías respiratorias: Es un antibiótico de amplio espectro que se ha ganado merecidamente la fama de efectivo antigripal. Su acción antiinflamatoria y anestésica lo convierte en eficaz protector de la garganta y las cuerdas vocales.

Aparato digestivo: En este aspecto ejerce múltiples acciones: normaliza el peristaltismo intestinal, regula el apetito, ayuda a la regeneración de úlceras, es protector hepático y previene la parasitosis.

Dermatología: Su notable capacidad cicatrizante, desinfectante y antiinflamatoria lo hace indicado para heridas, quemaduras y afecciones de la piel. También resulta óptimo como fungicida de amplio espectro.

“LA MILENARIA” promueve el aprovechamiento sostenible de estos recursos por sus beneficios para la salud. Contamos también con presentaciones en jarabe y extractos en nuestros centros autorizados.

On Top